martes , junio 28 2022

Un caso paradigmático de violación a la libertad de prensa: el asesinato de cuatro periodistas holandeses

Durante la guerra salvadoreña (1980-1992) una treintena de periodistas, entre nacionales y corresponsales extranjeros, fueron asesinados.

La UNESCO, que declaró cada 3 de mayo Día Mundial de la Libertad de Prensa, calificó como un “caso emblemático” la emboscada y masacre de cuatro periodistas holandeses ocurrido hace 40 años en El Salvador.

Así lo afirmó en una entrevista con la cadena TeleSUR Oscar Pérez, presidente de la Fundación Comunicándonos y director de diario VOCES, al resaltar que el Estado de El Salvador acumula 40 años de impunidad en este caso, que también fue catalogado como crimen de lesa humanidad por la Comisión de la Verdad de la ONU, que investigó los crímenes de la guerra civil salvadoreña.

“Nosotros reivindicamos, por solicitud de los familiares holandeses y acompañados por el gobierno del Reino de los Países Bajos, un caso muy emblemático y que la misma UNESCO dijo que consideraba que este crimen era un caso paradigmático”, expresó el comunicador y periodista salvadoreño.

Oscar Pérez, presidente de Fundación Comunicándonos y director de diario VOCES, participó también esta mañana en un foro en la Universidad de El Salvador.

Narró que el 17 de marzo  de 1982 miembros del batallón Atonal, unidad élite de la Fuerza Armada de El Salvador, emboscó y asesinó a los periodistas Koos Koster, Jan Kuiper, Hans ter Laag y Joop Willemsen, periodistas holandeses de IKON Tv.

“Esto se registró ampliamente en el informe de la Comisión de la Verdad. Son cuarenta años de lo sucedido, cuarenta años sin verdad ni justicia”, expresó.

“La impunidad de ayer es la impunidad de hoy”, dijo, al resaltar que “castigar este tipo de crímenes es muy importante para la prensa, porque si no cualquiera puede estar asesinando periodistas como lo que sucede en nuestra región”.

Oscar Pérez detalló que en el contexto del conflicto salvadoreño (1980-1992) una treintena de periodistas, nacionales y extranjeros, fueron asesinados

Nuestra “demanda de verdad y justicia, no solo es para cuatro periodistas holandeses, sino también para más de treinta salvadoreños y salvadoreñas y colegas extranjeros que, lo único que hacían era su trabajo, ejercer su profesión, tomar fotografías, cubrir un evento bélico y fueron asesinados”, consideró el comunicador social y periodista.

Afirmó que la situación actual de la libertad de prensa, plagada de estigmatización, autocensura y miedo, “es dramática para El Salvador, porque no hemos leído bien la página de una historia muy reciente de doce años de conflicto, cuando muchos colegas entregaron su vida por llevar esa información”.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Decretan prisión provisional a Peter Wachowski, acusado del feminicidio de Yanci Urbina

La Fiscalía General de la República informó que el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán …

Deja una respuesta