sábado , enero 28 2023

“Solidaridad, ternura de los pueblos”: memoria histórica de El Salvador desde la mirada de la artista holandesa Jehanne van Woerkom

Convencida del valor de la imagen sobre las palabras e impactada por el crimen contra sus amigos, los 4 periodistas holandeses asesinados en El Salvador en 1982, empezó a plasmar escenas de aquel momento histórico que sigue vigente desde el clamor de las víctimas que aún no encuentran verdad y justicia.


El Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI) expone en San Salvador 17 obras de la colección “Solidaridad, ternura de los pueblos” de la artista, fotógrafa y activista holandesa Jehanne van Woerkom, escenas que buscan llegar a las nuevas generaciones para no olvidar la historia aciaga que vivió El Salvador en su conflicto civil.

La artista “se interesó en El Salvador impactada por el asesinato de sus amigos, los cuatro periodistas holandeses, ocurrido en marzo de 1982. A partir de este hecho decidió plasmar la realidad salvadoreña de entonces”, informó el MUPI en un comunicado.

Los periodistas Koos Koster, Jan Kuiper, Hans ter Laag y Joop Willemsen fueron emboscados y asesinados el 17 de marzo de 1982 por una patrulla del Batallón de Infantería de Reacción Inmediata (BIRI) Atonal.

El crimen de lesa humanidad está impune, pero avanza en el Juzgado de Primera Instancia de Dulce Nombre de María, Chalatenango, que en octubre del año pasado decretó la captura y detención provisional por este crimen del general José Guillermo García, exministro de defensa, y el coronel Francisco Antonio Morán, exdirector de la Policía de Hacienda, una institución militar enfocada en la seguridad pública en la que los periodistas fueron interrogados días antes de ser asesinados.

También se ordenó la captura y detención del coronel Mario Adalberto Reyes Mena, excomandante de la 4a Brigada de Infantería, de donde salió el batallón que perpetró el crimen de lesa humanidad. Este último, quien es el principal acusado, deberá ser extraditado de Estados Unidos para que responda ante la justicia salvadoreña.

La colección “contiene una intensa carga de memoria histórica rememorando sucesos relacionados con las comunidades refugiadas, el movimiento de los derechos humanos o los combates frente a décadas de autoritarismo y ausencia de libertades”, añadió el museo, citando palabras de su director, Carlos Henríquez Consalvi.

Las 17 obras fueron realizadas con la técnica del collage de fotografías, objetos y pintura.

“Esperamos que el arte atienda estas situaciones, esperamos que los jóvenes puedan ver esta exposición y que la memoria histórica siempre tenga un valor en la cultura y memoria de El Salvador”, dijo a VOCES Tania Primavera Preza, encargada de comunicaciones del museo.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

“Basta ya”: pueblos indígenas se unen para alzar su voz y romper 91 años de silencio

Por David Ramírez Azul con líneas blancas y rojas, blanco con líneas verdes y naranjas, …

Deja una respuesta