miércoles , febrero 1 2023
Milagro de los Ángeles Alvarado de Peña, “Madre Vicky”, a sus 12 años, primera de izquierda a derecha, y su madre María del Socorro Alvarado, quinta en el mismo orden.

“Madre Vicky” sigue luchando en un El Salvador que le niega justicia

Su nombre es una leyenda. Su madre también fue una luchadora social y de ella aprendió la sensibilidad humana, la valentía y a no rendirse. A sus 52 años sigue reclamando justicia por sus familiares, quienes son víctimas de la cruel guerra que azotó con fuerza y victimizó principalmente a la población civil de El Salvador. Esta justicia aún no llega… Impera la impunidad.


Milagro de los Ángeles Alvarado de Peña, “Madre Vicky”, es la presidente del histórico Comité de Madres de El Salvador (COMADRES), un colectivo de mujeres que sufrió la pasada guerra civil de la forma más cruel: perdiendo a sus hijos y familiares, ya sea asesinados o desaparecidos.

“Somos víctimas de un conflicto armado y a pesar de nuestras luchas el gobierno no ha cumplido nada de lo que le hemos pedido”, dijo a VOCES el pasado 30 de agosto mientras sonaba de fondo música popular en el Festival por la Memoria Histórica frente a la catedral de San Salvador.

A esta actividad se unieron otros comités de víctimas y organizaciones de derechos humanos, en el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, decretado por la ONU.

Cuando Milagro tenía 7 años, y en ese mismo escenario frente a catedral, empezó a acompañar a su madre María del Socorro Alvarado en la petición de solidaridad para continuar buscando a sus desaparecidos.

El 24 de diciembre de 1975, 12 valientes mujeres emprendieron, bajo el emblema de COMADRES, el camino de búsqueda de sus familiares desaparecidos. Allí estaba “Madre Vicky”, junto a su mamá quien para ese tiempo adoptó ese nombre con pseudónimo, una medida de protección en esos aciagos años.

Madre Vicky aprendió desde niña a luchar por la justicia y heredó el pseudónimo.

“Tenemos esto en nuestro corazón y nunca vamos a olvidar, la memoria vive en cada uno de nosotros”, afirmó quien la guerra le arrancó, entre desaparecidos y asesinados, seis familiares: tíos y hermanos.

Al gobierno actual, así como lo ha hecho a las administraciones anteriores, le pide abrir los “archivos militares” de la guerra. “Sabemos que (en ellos) está la verdad” de lo que ocurrió, aseguró.

Masacres catalogadas como crímenes de lesa humanidad, asesinatos, desaparición forzada, torturas, represión son parte de los delitos de la guerra civil por los cuales no se ha hecho justicia, cuando han pasado 30 años desde que se firmó la paz y las víctimas y sus familiares envejecen en medio del estado de impunidad.

“Seguimos en pie de lucha desde el año de 1975” porque queremos “verdad, justicia, reparación, medidas de no repetición y la memoria que no puede perderse”, dijo con su cariñosa voz, la de una madre que, a pesar de todo, no pierde su sonrisa y su amor por el prójimo.

About Carlos Portillo

Director editorial

Otras noticias

Denuncian amanezas de desalojos en la comunidad de Guajoyo, San Vicente

Los habitantes de la comunidad Guajoyo, en el departamento de San Vicente, denunciaron estar recibiendo …

Deja una respuesta